Presentación

NUESTRAS SEÑAS DE IDENTIDAD

«Comprometerse más para servir mejor»

Nombre de la red

«Red Iberoamericana para el Desarrollo de la Identidad Profesional Docente” (RIDIPD).

Los campos disciplinares que abarca la red DIDIPD son el ámbito formativo y, por tanto, la acción profesional del docente. En este sentido aborda la acción de profesionales del campo de la Didáctica General, Teoría de la Educación, Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación, Psicología de la Educación, Didácticas Específicas, Educador Social y profesorado de educación superior.

Propósitos y objetivos

La Red Iberoamericana de Investigación para el Desarrollo de la Identidad Profesional Docente (RIDIPD), tiene como finalidad favorecer el desarrollo de la identidad profesional docente en el alumnado que cursa estudios universitarios, a fin de que se les capacite para formar a otros: Magisterio, Pedagogía, Psicopedagogía o Psicología, Educador Social, así como de aquellos profesionales que ejercen su labor docente en el ámbito de la formación de otras personas, incidiendo en la “integralidad” e “integridad”  de la formación personal, siguiendo el eje central de la “Pedagogía de la Alteridad” de Enmanuel Lévinas, (sentido de acogida al otro) y del Desarrollo de la Identidad Profesional Docente.

Atendiendo a la especificidad y orientación de la red, se han definido los siguientes objetivos:

– Determinar las carencias formativas que tienen los escolares en los estudios de educación Primaria y Secundaria, respecto al desarrollo de su identidad personal que, en el futuro, será la clave para desarrollar su identidad profesional docente.

– Conocer cómo inciden esas carencias al inicio los estudios de Maestros,  Pedagogía, Psicopedagogía, Psicología y Educador Social, en la formación del profesorado universitario y normalista, a fin de iniciar procesos de construcción o deconstrucción en el desarrollo de la identidad profesional docente.

– Iniciar investigaciones sobre la orientación y asesoramiento que reciben los profesores noveles en los centros en los que inician su actividad profesional y corregir carencias observadas mediante acciones formativas regladas.

– Diseñar y reconstruir, según necesidades formativas de los docentes en ejercicio, materiales didácticos e implementar métodos adecuados, en acciones de postgrado, a fin de mejorar las carencias personales de niños, jóvenes y formación inicial de estudiantes cuyas profesiones se vincularán con el ejercicio de la formación, para mejorar la identidad personal de los primeros y la consiguiente identidad profesional docente, en los segundos, que emerge de aquélla, atendiendo a los resultados de estudios previos.

– Organizar y fortalecer acciones formativas de postgrado y doctorado que permitan conceptualizar, interiorizar y difundir el sentido de la identidad profesional docente en los ámbitos de trabajo profesional.

– Establecer vínculos personales y académicos a través de la página web de la red, así como comunicar las experiencias de investigación en cada institución académica y ámbito institucional de la red.

 – Promover la realización de proyectos internacionales que permitan, avanzando en esta línea de pensamiento, aplicar acciones formativas que evidencien los progresos alcanzados, en función de las carencias observadas.

Justificación

El grupo de trabajo inicial, y previo a la constitución de la red RIDIPD, integrado por profesores de la Escuela Normal Superior de Michoacán (Morelia – México), universidad de Jaén, Málaga y Murcia viene constatando desde hace aproximadamente diez años, unos cambios en la concepción educativa, que han generado publicaciones y presentación de comunicaciones y ponencias en congresos nacionales e internacionales.

 

Estos cambios afectan a la tradición desde la que se investiga en Didáctica General y Currículum, así como al concepto de formación del que se parte. El primero de los cambios afecta a los procedimientos (métodos) con los que se forma, al “cómo”, que solo responden parcialmente a la formación de la persona en su “integralidad” e “integridad”, generando grandes lagunas formativas. Y definiendo la formación como mero proceso instructivo, que se desvinculan de la personalización como orientación más efectiva para desarrollar la “integridad” e “integralidad” de la persona y dificultad las posibilidades de “acoger al otro”

 

Otras de las consecuencias también ha sido la revitalización de metodologías llamadas activas, consideradas novedosas, pero que proceden de las primeras décadas del siglo XX y que, siendo importantes para la educación, no son suficientes. Además, han supuesto la implantación, en no pocos casos, de una formación de carácter monometódico, con consecuencias negativas para la formación de los estudiantes, según su realidad personal y estilos de aprendizaje. Se ha tergiversado un proceso que hubiese sido enriquecedor, pero en el que solo se atiende a lo meramente mensurable.

 

Otro aspectos es consecuencia de la urgencia formativa para que el profesorado adquiera consciencia y responsabilidad de en “qué y el “para qué” formar, según qué es ser persona. En ese sentido, se considera de vital importancia el desarrollo de la identidad profesional docente de los estudiantes y profesionales que van a optar o han optado por dedicarse a la formación de los demás.

 

Desde la Red RIDIPD, se considera la identidad profesional docente en el mismo sentido que la ha definido Pérez-Gómez (2010): “El docente de nuestro tiempo debe ser capaz de comprender la complejidad y la incertidumbre de la era contemporánea y, comprometerse con la misión de acompañar, orientar y estimular el desarrollo y aprendizaje de los estudiantes a su cargo” (p. 19), que corroboran Sayago-Quintana, Chacón-Corzo y Rojas de Rojas (2008), cuando definen muy acertadamente la identidad profesional docente como: “(…) conjunto de situaciones que inciden directamente en la forma como cada ser humano se concibe en diferentes ámbitos de actuación” (p.662).  Esa es la finalidad que se pretende desde esta red con el desarrollo de la identidad profesional docente.

 

Se trata de potenciar el desarrollo del proyecto de vida de cada ser humano como misión fundamental de las instituciones educativas, pero en la actualidad es más difícil de llevar a cabo por la ausencia de aportaciones válidas, en relación con el desarrollo personal, fundamentalmente, por la dependencia de las instituciones de las vanguardias vigentes, vanguardias que cambian continuamente y no siempre son las más adecuadas. Mínguez-Vallejos (2010, p- 45).

 

El estilo de vida que determinan las vanguardias sociales actuales está definido por la cosmovisión de las Ciencias Naturales, con un pensamiento vinculado a la exactitud, a lo meramente mensurable y a lo empírico y verificable (Watson, 2010), “realidad debida a la interpretación filosófica que se dio en su momento a uno de los grandes legados de la Modernidad, “el principio de acción” (Pérez-Ferra y Quijano-López, 2018), que en la actualidad subvierte su significado cuando se define como movimiento, cambio o producción, que sitúa a la persona como actor y elude su condición de autor.

 

Se han abordado estos aspectos descritos porque son cruciales en estos momentos en la educación, ante los que el docente ha de responder desde su identidad profesional. Pero plantearse el tema de la identidad profesional docente supone abordar una serie de aspectos complejos, que inciden en la realidad personal del profesorado y que quedan definidos por su historia de vida (vertiente existencial de la identidad profesional docente), que el maestro o profesor debe complementar o deconstruir, si fuese el caso, a través de la reflexión sobre sus narrativas autobiográficas (Jarauta-Barranco, 2017) ya que suponen el modo de ver frente así, su trayectoria profesional.

 

Se utilizarán las narrativas autobiográficas, no solo como medio para recoger la información facilitada por los informantes, sino también para que cada informante pueda reflexionar y entender su propia historia de vida y, desde esa realidad, modificarla, reconstruirla y entender las limitaciones y razones por las que no acaba de resolver los déficit que presenta en su quehacer diario como estudiante o docente, en definitiva, también desde una dimensión metodológico-formativa, en el caso que nos ocupa, no entendida la historia de vida como expresión única de la personalidad del individuo, sino en el marco contextualizador de una cultural en la que el informante desarrolla la construcción de su personalidad (Bolívar y Domingo, 2019).

 

Esa es la razón por la que mediante las narrativas autobiográficas se puede poner al futuro profesional docente ante la posibilidad de reflexionar sobre la realidad y vivencias que han acontecido en su vida escolar, en la que:

(…) los diferentes agentes (profesorado universitario tutor/a universitario y tutor/a de escuela) tengan en cuenta tanto las experiencias previas determinantes en el ser docente de los futuros maestros, como los momentos de la formación claves para la construcción, deconstrucción o reconstrucción de conocimientos alrededor de lo que significa ser y ejercer de maestro. (Jarauta-Barranco, 2017, pp. 104-105).

 

Pero también hay una realidad esencial que queda determinada por el marco de lo que se define como identidad profesional docente y las connotaciones que la definen en un marco común compartido, que adquiere mayor concreción en un determinado ámbito socio-cultural determinado, normalmente el centro educativo o escuela (Cortés-González, Leite-Méndez, y Rivas-Flores, 2014; Ferreira-Bolognani y Mendes-Nacarato, 2015).

 

Es en estos dos ámbitos, esencial y existencia, donde se centra la verdadera finalidad de la red que promovemos: Construir o deconstruir la dimensión existencial de la identidad profesional, en función de las carencias observadas e incorporarse con sentido ético a la realidad esencial de la identidad profesional docente del ámbito socio-cultural del centro o escuela, es finalidad prioritaria de esta red, cuyos instrumento de trabajo central será el análisis y reflexión sobre las narrativas autobiográficas de cada estudiante o profesor.

 

El marco social descrito y las necesidades del profesorado de tomar postura ante la realidad cultural de los centros educativos en los que desempeña su labor formativa, así como adquirir compromiso y formación adecuados para llevar a cabo su actividad profesional, son elementos necesarios, cuyo proceder está determinado por el desarrollo de su identidad profesional docente de cada profesor o profesora.

 

El motivo por el cual se constituye la red con la denominación de Red Iberoamericana para el Desarrollo de la Identidad Profesional Docente (RIDIPD) viene determinado por el hecho de fortalecer el desarrollo identitario de los estudiantes y profesionales de la educación, antes las necesidades y carencias observadas en el devenir diario de los profesionales que trabajamos en la formación inicial y superior. Por ello se pretenden iniciar acciones formativas basadas en los resultados de investigaciones previas, que determinen cuál es el estado de la cuestión, y permitan seleccionar métodos, así como elaborar materiales al respecto, que se pondrán en práctica en acciones formativas de postgrado y doctorado.

 

El ingreso en la AUIP supone a esta red un valor añadido importante en asesoramiento y compensación de desequilibrios en la distribución de la formación, logro de recursos y desarrollo de capacidades. Del mismo modo, la red AUIP, puede favorecer la multilateralidad y la cooperación, dinamizando los procesos de internacionalización e intercambio de experiencias, así como el asesoramiento ante la puesta en marcha de acciones formativas de postgrado, a fin de iniciar y desarrollar una percepción personal clara de los futuros docentes y de los que ya lo son respecto a cuáles son sus funciones formativas, neutralizando de este modo lo que afirmada Escudero (2012):

 

Sería ingenuo, precisamente en estos tiempos, adoptar exclusivamente miradas didácticas u organizativas; es inexcusable convocar otras de mayor alcance. A pesar de su carácter personal y situado, nunca fue la innovación un fenómeno independiente de los contextos y tensiones sociales, políticas e ideológicas. (p.6).

 

La red se ha conformado con los objetivos de referencia, siguiendo un proceso lógico respecto al desarrollo de la identidad profesional docente; es decir, en primer lugar se pretende conocer sus vivencias personales en educación primaria y secundaria (obligatoria o básica), para determinar cómo han incidido en sus estudios superiores, para rectificar en la formación universitaria, así como en el asesoramiento a los profesionales, durante su periodo de prácticas. Atendiendo a las carencias observadas, se determinarán acciones formativas mediante postgrados, optimizando métodos, materiales y recursos, que permitan corregir esas carencias. Como se ha indicado, las narrativas autobiográficas serán un instrumento esencial para posibilitar correcciones en este sentido.

Antecedentes que dieron lugar a la RED RIDIPD

Las acciones docentes e investigadores previas, orientadas a temáticas relativas a lo que posteriormente daría lugar a la constitución de la Red RIDIPD, las personalizan el doctor Ramón Mínguez Vallejos en la Universidad de Murcia, el doctor José Ignacio Rivas Flores y su equipo, en la Universidad de Málaga y el doctor Miguel Pérez Ferra y su equipo en la Universidad de Jaén, así como el doctor Manuel S. Saavedra Regalado y su equipo de investigación en la Escuela Normal Superior de Michoacán.

 

Como se puede observar en el apartado denominado acciones con Iberoamérica, se realizan talleres sobre el desarrollo de la identidad profesional docente en Morelia, Irapuato, Aguascalientes o en Guanajuato. Del mismo modo se dictaron conferencias sobre esta temática. Del mismo modo que se dirigieron tesis doctorales en México sobre: Actitudes hacia el desarrollo del juicio moral del juicio moral (Morelia – México), promoción de la educación ciudadana (Mexicali – Baja California).

 

Son numerosos los artículos que se han publicado sobre la incidencia de las autobiografías, Rivas Flores el al., en revista españolas e inglesas o sobre el discurso de los estuantes de maestro sobre qué es su identidad profesional docente Pérez-Ferra y Quijano –López. Del mismo modo, acciones que también se han prodigado en los Congresos ECER, desde 2012 hasta la fecha, por los autores reseñados. En este sentido, se generó entre los investigadores ya reseñados la convergencia entre “Pedagogía de la Alteridad” de Enmanuel Levinas, basando en el sentido de acogida al “otro”, del maestro/a al alummno/a, el desarrollo de la identidad personal, en primer lugar y basado en esto, el desarrollo de la identidad profesional docente, desde que se inician los estudios, en este caso, de maestro y en los primeros 5 años de ejercicio profesional, verdadera etapa de definición de la identidad profesional docente.

 

En dos mil once, se inicia un proyecto conjunto de excelencia, solicitado a la Consejería de Innovación Ciencia y Empresa. El proyecto referenciado El proyecto de referencia ha tenido como finalidad analizar la formación que recibe nuestro alumnado en las facultades de educación, especialmente en los títulos de grado de maestro de infantil y primaria, qué incidencia tienen en la misma las vivencias de la etapa escolar de los estudiantes, y qué tipo de identidad profesional se va creando en este periodo de formación. Se plantea como una investigación coordinada entre la Universidad del Estado de Santa Catalina (UDESC), (Brasil) Escuela Normal Superior de Michoacán (México) y las universidades españolas de Málaga, Jaén, Córdoba, Almería y Cádiz, con la finalidad de conocer cómo se construye la identidad profesional.

 

Se observaron carencia definidas ya en el modo de abordar el desarrollo de la identidad personal en la escuela primaria, acentuado en secundaria y secundaria, así como las consecuencias a que dieron lugar estas carencias formativas a la hora de abordar la formación en los estudios de Maestro y en los primeros años de ejercicio profesional docente, evidencias que se difundieron en los congresos ECER, desde 2012 hasta la fecha, en artículo y publicaciones que no solo abordaron un creciente posicionamiento del profesorado, según la formación recibida, hacia una orientación tecnológica y menos humanista, basada en la responsabilidad y el compromiso con el “otro”, que demanda una formación técnica, pero sin sesgo tecnológico.

 

Los avances alcanzados con este proyecto han dado lugar; en un  primer momento al desarrollo de las I Jornadas Internacionales sobre el desarrollo de la Identidad Profesional docente, celebradas en Málaga del 19 al 21 de septiembre de 2018, en las que se aportaron evidencias sobre la importancia de las narrativas autobiográficas, no solo para obtener información sobre los informantes, sino como elemento para reflexionar y modificar las creencias pedagógicas de los informantes. Del mismo modo, también se profundizó en la construcción de la identidad profesional docente, en la incidencia del sentido de la vocación profesional como motivación intrínseca o la importancia de la escuela y los centros de secundaria para que, a través del desarrollo de la identidad personal, se pudiese desarrollar una identidad profesional docente equilibrada. Evidencias que se han ido comunicando en los congresos ECER por los grupos de investigación PROCIE de la Universidad de Málaga e INCUICID de la Universidad de Jaén, investigadores de la Escuela Normal Superior de Michoacán (Morelia – México)

 

De las jornadas descritas se pasó a otra fase que ha culminado con la creación de la Red RIDIPD y su deseo de participar en la Asociación Universitaria Iberoamericana de Posgrado (AUIP) como medio para llevar acciones de postgrado, doctorado e investigaciones que permitan desarrollar una escuela más humanista y con un sentido centrado en la formación de la “integridad” e “integralidad” de la persona, aspectos suficientemente explicitados en la justificación del sentido de la presente red, y que constituyen la finalidad y el motivo central por el que surge la red.

 

Las evidencias registradas por los grupos anteriormente referenciado, indican que se está en la línea de que la identidad personal constituye un proceso que se va desarrollando desde los estudios primarios y secundarios, quedando determinada por las vivencias en las escuelas y salones de clase. Prosigue como desarrollo incipiente de la identidad profesional docente durante los estudios de maestro o pedagogo, y se consolidad entre los 5 y 9 primeros años de ejercicio de la actividad profesional docente. Esta identidad profesional, que va definiendo al profesorado novel desde sus años de formación inicial, es la base para que los docentes visualicen e interpreten cómo se construye la idea de desarrollo profesional del profesorado, expuesto a situaciones de cambios legislativos, sociales y culturales (Cortés-González, Leite-Méndez y Rivas-Flores, 2014) y cómo dar respuestas a la realidad cultural del centro o escuela en la que se encuentra el docente u orientador (pedagogo o psicólogo).

Referencias

Bolívar, A. y Domingo, J. (2019). La investigación (auto) biográfica. Barcelona:

 

Escudero, J. M. (2012). Claros y oscuros del Espacio Europeo de Educacion Superior como innovacion educativa, en C. Leite y M. Zabalza (Coords.) Ensino superior. Innovaçao e qualidade na docencia. CIIE. Recuperado de http://www.fpce.up.pt/ciie/cidu/index.html

 

Mínguez-Vallejos, R. (2010). La escuela hoy en la encrucijada. Hacia otra educación desde la ética de E. Lévinas. Revista teoría de la educación, 22 (2), 43 – 61. Recuperado de http://revistas.usal.es/index.php/1130-3743/index

 

Octaedro.

Pérez Ferra, M. y Quijano López, R. (2020).  Horizontes de la Didáctica y su posible relación con el Currículum: Necesidad de un proceso de interacción entre ambas ciencias. En J. Rodríguez Pulido, J. Artiles Rodríguez y T. Y. Cala Peguero. Procesos didácticos y de gestión en la Universidad (pp. 85 -105). Madrid: Mercurio.

 

Pérez-Gómez, A. I. (2010). Nuevas exigencias y escenarios para para la profesión docente en la era de la información y de la incertidumbre. Revista interuniversitaria de formación del profesorado, 68, (24,2), 17-37. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/274/27419198002.pdf

 

Sayago-Quintana, Z. B., Chacón-Corzo, M. A. y Rojas de Rojas, M. E. ( 2008). Construcción de la identidad profesional docente en estudiantes universitarios. Investigación arbitrada, 12(42), 551 – 561.

 

Cortés-González, P, Leite-Méndez, A. y Rivas-Flores, J. I. (2014). Un enfoque narrativo de la identidad profesional en profesorado novel. Tendencias pedagógicas, 24, 199-214. Recuperado de file:///C:/Users/Miguel/ Downloads/ Dialnet-UnEnfoque Narrativo DeLaIdentidad Profesional EnProfes-5236968.pdf

 

Ferreira-Bolognani, M. S. y Mendes-Nacarato, A. (2015). Las narrativas de vida como prácticas de (auto) formación de maestras que enseñan matemáticas. Revista mexicana de investigación educativa, 20 (64), 171 – 193. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/pdf/rmie/v20n64/v20n64a9.pdf

 

Jarauta-Barranco, B. (2017). La construcción de la identidad profesional del maestro de primaria durante su formación inicial. El caso de la Universidad de Barcelona. Profesorado. Revista de currículum y formación del profesorado. 21(1), 103 – 122. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/567/ 5675 06 81 006.pdf