Revista Devenir, Devenir 40. Enero-junio, 2021. Año XIV. Quinta época.

Revista Devenir,  Devenir 40. Enero-junio, 2021. Año XIV. Quinta época.

Resumen

El número 40 de la Revisa Devenir se abordaran diferentes temas como por ejemplo, se trabajará la necesidad de garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos. A continuación, desarrollaremos la presentación completa de dicho número de la Revista Devenir.

Presentación

COMENZAMOS LA introducción de este número monográfico recordando a Paulo Freire, pues a pesar de que han transcurrido más de 50 años desde que publicase su celebérrima obra Pedagogía del oprimido (1968), sigue siendo de gran interés y relevancia para comprender los procesos de opresión y las relaciones de poder que se generan en los distintos ámbitos y escenarios sociales, culturales, económicos y políticos. Y tampoco resulta una perspectiva menor para inspirar a la comprensión de la diversidad y la inclusión como mecanismos educativos en sí mismos.

Con relación a esto, el cuarto objetivo de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, aspira a “garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos”, pero ello debe materializarse desde el propio respeto constituyente de las diversas comunidades y sociedades, de los diversos grupos u organizaciones… que deben afrontar la inclusión como garantía educativa. Para ello, es preciso un itinerario que, a lo largo de la próxima década, contribuya a lo que Cortés (2014) denomina el desarrollo de una pedagogía de la justicia y de la equidad, materializada en la ciudadanía justa. Un proceso que considere los derechos de los niños y niñas como un elemento esencial para configurar las escuelas y los sistemas educativos y para que sirva como respuesta a las necesidades educativas que absolutamente todos los niñas y niñas tienen, independientemente de razones sociales, económicas, culturales, familiares o de cualquier otra índole. En otras palabras, la educación, siempre inclusiva, debe hacerse y plantearse desde las diversas y múltiples realidades que representa a cada niño, niña o joven.

Las reiteradas evidencias que nuestro día a día nos muestra de ejercicios de negación hacia el otro, nos empuja a pensar en la investigación como una actividad transformadora (Rivas, 2020), y de mayor necesidad si cabe. Para ello se requiere plantear investigaciones contrahegemónicas y que velen por los propios intereses de las personas con las que se investiga y por el respecto a la diferencia, la diversidad y la acción constituyente de los sujetos, contextos y escenarios de estudio. Y, sobre todo, que se centre en apoyar a los más vulnerables. Como señala Herrera-Castañeda (2019), recuperando el ámbito de los estudios culturales, las nuevas investigaciones se están adentrando en aquellos lugares que durante mucho tiempo han sido invisibles a la ciencia social.

Extrapolando este principio al ámbito educativo, y como ya planteamos en la convocatoria de este número monográfico, nuestro objetivo es recuperar experiencias, investigaciones y análisis que aborden la diversidad y la inclusión educativa –social y escolar– desde perspectivas culturales, artísticas, sociales, políticas, históricas y educativas. En este sentido, los trabajos que forman parte de este número ayudan a visibilizar y pensar en realidades y propuestas que giran en torno al concepto de inclusión desde su complejidad. Por ello, queremos agradecer a los autores y autoras su dedicación y esfuerzo por compartir su compromiso por hacer este número posible. Las contribuciones recibidas nos ofrecen una panorámica internacional sobre la temática que recorre países como Argentina, España, México o Reino Unido, y nos acercan a experiencias de investigación con colectivos “oprimidos” como son las mujeres víctimas de violencia de género, el colectivo transexual o el alumnado con necesidades educativas, entre otros. Considerando todo lo señalado hasta el momento, comenzamos este número monográfico con la propuesta que desde la Universidad Nacional del Comahue nos traen las investigadoras María Beatriz Arce, Karina Arch, Beatriz Margarita Celada, Carina Fernández, Belén Leanza y Mariela Fernanda Rossetto. Su trabajo nos muestra una serie de prácticas educativas inclusivas que están enmarcadas en un proyecto de investigación dedicado a la enseñanza secundaria con estudiantes con discapacidad y/o en situación de desventaja educativa. Partiendo del trabajo colaborativo en esta materia, el trabajo se centra en reflexionar sobre dichas prácticas en el contexto actual, marcado por la pandemia mundial.

Las comunidades de aprendizaje experimentan una necesidad de re-adaptación a la situación sanitaria provocada por el virus de la COVID-19. Un contexto que ha complicado las prácticas educativas y las experiencias de iniciativas que atienden a distintos colectivos, sobre todo, vulnerables. En esta línea, Ramón Flecha y Rosa Valls, de la Universidad de Barcelona, aportan un trabajo sobre la Federación de Asociaciones Culturales y Educativas de Personas Adultas (FACEPA), y su labor en la transformación social y educativa durante la situación de pandemia. Bajo los ideales de una sociedad democrática, justa y solidaria, así como la erradicación de cualquier tipo de desigualdad o exclusión, el estudio se centra en presentar las características de los colectivos que participan en esta iniciativa, así como las actividades que han desarrollado en el contexto mencionado.
Desde la Universidad de Málaga, Jesús Moreno Parra nos trae una propuesta reflexiva y crítica en la que a partir de entrevistas a los profesores Miguel López Melero y Diego Jesús Luque Parra –ambos referentes en el ámbito de la atención a la diversidad, y vinculada con su trabajo de tesis doctoral–, reflexiona acerca de conceptos y prácticas como la integración, la inclusión, la respuesta a la diversidad y los centros de educación especial. Sin duda, su análisis, asentado en una perspectiva crítica, nos ofrece una serie de claves y cuestiones que giran en torno a la atención a la diversidad y que nos invitan a la reflexión.

El cuarto artículo que recoge este número monográfico es el estudio realizado por Enzo Manuel Romero y Claudio Núñez. Desde una perspectiva biográfico-narrativa, los autores se adentran en las trayectorias escolares de jóvenes y adolescentes de una escuela secundaria del norte de Argentina con el propósito de ofrecernos un relato de escuela construido a partir de los testimonios del propio alumnado excluido y/o expulsado del sistema educativo, y por tanto “oprimido”.

A continuación, se encuentra la propuesta de María Minerva López y Luis Salvador Aguilar (Universidad Autónoma de Chiapas), sobre la aplicación de estrategias cognitivas en mujeres de pueblos originarios que cursan estudios en un programa educativo a distancia. Para ello, y enmarcado en el campo de la información y la comunicación aplicadas a la enseñanza, se parte de un estudio descriptivo que pretende reflexionar sobre el diseño de los programas educativos que promueven estas estrategias, con la finalidad de conseguir un aprendizaje autónomo y continuo.
En sexto lugar, recuperamos el artículo de Lorena Adame que ha indagado acerca de la organización y funcionamiento de las comisiones mixtas como espacios inclusivos, considerando las comunidades de aprendizaje como espacios de inclusión y participación educativa. La experiencia de diferentes miembros de la comunidad educativa –equipo directivo, profesorado, familias, alumnado universitario voluntario y profesorado universitario– nos muestra las potencialidades de las comisiones mixtas como espacios democráticos y promotores de la participación de la comunidad educativa.

La experiencia del profesorado resulta ser clave para comprender las prácticas inclusivas. En este sentido, Raúl Barba, Suyapa Martínez y Gustavo González nos acercan la experiencia docente de un maestro de escuela rural y profesor universitario. Con el propósito de exponer su recorrido docente e investigador como educador implicado con la enseñanza crítica, inclusiva y comprometida, esta experiencia le ha permitido construir un proyecto de transformación a partir de sus ideas y experiencias en torno a la educación inclusiva.

Desde la Universidad de Valladolid, Sofía Marín-Cepeda y Yasna Pradena García nos presentan un trabajo en el que la performance es utilizada como instrumento de inclusión y transformación de mujeres víctimas de violencia de género y como medio educativo arte-terapéutico para la inclusión. Se muestra como el desarrollo de estas prácticas contribuyen al bienestar y a la promoción de la inclusión social. Otro de los colectivos oprimidos en el sistema educativo lo representan las personas transexuales y/o transgénero. En este ámbito, Miriam Sonlleva, Carlos Sanz y Luis Torrego nos presentan una investigación que gira en torno a la formación en educación sexual que recibe el profesorado de educación infantil a lo largo de sus carreras profesionales y su práctica docente en este campo. Desde un abordaje metodológico cualitativo nos presentan las vivencias experimentadas por dos maestras de Educación Infantil en los centros donde han ejercido su labor ante casos de menores transexuales y/o transgénero y las prácticas educativas que han desarrollado en sus experiencias.

En relación con esto, la exclusión de colectivos con necesidades educativas ha sido objeto de difusión a través de medios audiovisuales, como lo representa el caso del cine. De la mano de Lorena Domingo, Purificación Pérez García y Jesús Domingo, de la Universidad de Granada, se aborda un análisis crítico de la película Campeones, reconocida con el Goya a mejor película en la XXXIII edición de 2019. A modo de análisis sobre los principales elementos discursivos del largometraje, con este estudio se pretende debatir sobre la representación de esta realidad y su adaptación a la gran pantalla.

No podíamos abordar un número monográfico dedicado a la inclusión y a la equidad sin contar con la participación de uno de los mayores exponentes internacionales en la materia, el profesor británico Mel Ainscow. Desde la Universidad de Manchester, Ainscow nos ha ofrecido una entrevista en la que señala algunas de las claves a considerar para la construcción de sistemas educativos inclusivos. Como reputado miembro de la UNESCO desde 1990, su discurso revela una serie de experiencias y conocimientos que giran en torno a prácticas inclusivas pasadas y presentes y que nos permiten diseñar estrategias de promoción de una cultura inclusiva futura.
Como profesional e investigador crítico y comprometido, Pablo Fernández Torres ha escrito la reseña del libro Metodologías y Herramientas Inclusivas: repensando conceptos (2020) coordinado Román, Idoiaga y Apaolaza-Llorente. Su análisis, reflexivo, nos presenta un libro que responde a una serie de cuestiones relevantes en el marco de la atención a la diversidad, que tras su lectura el autor de la reseña propone cuestionarse: ¿Se puede instrumentalizar la inclusión?

Blas González Alba, Pablo Cortés González y Carlos Sanz Simón. Coordinadores del número

Referencias

CORTÉS: G. (2014). Ciudadanía justa. La lucha por la dignidad y la felicidad social. En Cortés (Coord.), Grietas y luces: Experiencias contra la marginación social desde la educación, la ciudadanía y la justicia (p 21-39). Málaga: Zambra.

FREIRE: (1968). Pedagogía del oprimido. Siglo XXI.

HERRERA, M. V. C. (2019). Arte factum, estudios culturales y regionales. Devenir, 36, 7-16.

RIVAS, J. I. (2020). La investigación educativa hoy: del rol forense a la transformación social. Márgenes: Revista de Educación de la Universidad de Málaga, 1(1), 3-22.

 

Enlace a la revista: https://sites.google.com/site/portaldevenirrev/revista-devenir-pdf

Sin comentarios

Lo sentimos, este artículo no admite comentarios en este momento.